Crónica. Viaje fin de curso: jueves 14 de mayo y viernes 15. Capítulo 1

Viaje fin de curso jueves 14 de mayo y viernes 15. Capítulo 1
CAPÍTULO 1. Jueves 14 de mayo.
Ya descansados, creo que todos, me dispongo a escribiros y contaros un poco del viaje de fin de curso. Seguramente hablaré más pensando con el grupo con el que más hemos compartido el tiempo de viaje, que es este de “casi medio minuto” pues es con él con el que pasamos la noche y algunos momentos al ir al albergue.
Os tengo que decir que la primera impresión que creo que han tenido los niños y niñas es que lo han pasado muy bien y que ya quieren repetir. 58 niños durmieron y 59 niños participaron en todas las actividades. Un exitazo total. Este recuerdo lo tendrán durante mucho tiempo.
La valoración del los maestros, de los cuatro, también ha sido muy positiva. Hemos ya pensado en cosas mejorables, en muchas, pero aún así debemos decir que ha salido todo bien, para ser la primera vez que se organizaba un viaje de este tipo con niños de 1º y 2º de primaria.
En este punto quiero agradecer el trabajo de las madres que desinteresadamente llevaron las mochilas a Morillo. Gracias a Susana y a Mayra. También la de Oscar de la Fundación, que se coordinó con nosotros para hacer la actividad en el muladar haciendo coincidir los tiempos de reparto de comida para las aves y ofreciéndose para dar una extraordinaria explicación del sitio, y todo de manera altruista. También las gracias a los trabajadores de Morillo, y en especial a Julia que nos mostró los día previos los albergues y dispuso las camas necesarias donde no estaban. A los del bar que nos guardaron las meriendas. Y en general a todos los trabajadores de allí. También a Aviva Rural por su gymkana.

Salida del grupo desde Aínsa y pasando por el instituto.

Salida del grupo desde Aínsa y pasando por el instituto.

La excursión fue perfecta. Tuvimos tiempo nublado, sol, sombra… salimos del colegio sobre las 10:30 horas, después de repartir los bocadillos, el agua y la fruta para los de comedor y para todos el cuadernillo de viaje. Además también dimos unos consejos a seguir en el muladar, antes de llegar allí, para poder ver los buitres. Eso de silencio, estar sentados, el lugar en el que estar, escuchar atentamente… Debemos decir que todos los consejos los siguieron a la perfección.

Subiendo hacia el muladar por el camino encementado.

Subiendo hacia el muladar por el camino encementado.

Subimos hasta el muladar al ritmo de todos y allí llegamos, después de parar para explicar algunas señales y recorridos, como el PR 70 o la ruta 4 de zona zero, a las 11:00 h. Puntual llegó con su todo terreno de la FCQ y todo preparado Oscar Díez. Nos explicó las aves que alimentaban en el comedero la Fundación para la Conservación de Quebrantahuesos, qué aves iban a acudir o solían acudir, y nos enseño, con dibujos en escala, dichas aves, explicando las diferencias, etc.

Lo chicos y chicas escuchando las explicaciones de Oscar de la FCQ.

Lo chicos y chicas escuchando las explicaciones de Oscar de la FCQ.

Era curioso el estar allí sin buitres, volando sobre el cielo algún pájaro pequeño y en apenas unos minutos después de que él depositara los despojos de unos corderos, por cierto, del matadero de Aínsa, en pocos minutos se acumulasen allí más de 100 buitres leonados y algunas otras aves como cuervos o milanos reales. Es increíble el conocimiento que tienen desde la fundación y cómo transmiten ese saber. Los chicos, muchos de ellos,

Algunos de los primeros buitres que acudieron.

Algunos de los primeros buitres que acudieron.

llevaban prismáticos pero Oscar sacó un magnífico catalejo con el que se veía con claridad cómo las aves comían e intentaban hacerse un hueco comiendo literalmente “como buitres”. Después y una vez saciadas no podía volar por lo que subían la montaña por una senda que los buitres habían hecho y desde una altura mayor se lanzaban para de esta forma conseguir un mejor vuelo con menos esfuerzo.
Tras la visita al muladar y a eso de las 12:00 acudimos a la ermita de la Virgen de Los Palacios y cuya romería será muy ponto, el lunes 25 de mayo (segunda pascua). Vimos los exteriores de

Comiendo junto a la ermita.

Comiendo junto a la ermita.

este edificio románico y también visitamos una borda cercana. Los niños dibujaron allí, en su cuaderno de viaje, el primer edificio y se dispusieron a almorzar.
Casi a la una del mediodía continuamos la marcha para intentar estar en la zona de comida sobre las dos. Seguimos por el camino del PR y pasamos la caseta de Royo, donde apuntaron también en el cuadernillo. Continuamos por la ruta 4 y dejamos el PR, siguiendo una senda. Aquí los niños ya preguntaban cuánto quedaba. Las nubes habían desaparecido como por arte de magia y el sol y el

Comiendo en el pinar y ya faltaba poco.

Comiendo en el pinar y ya faltaba poco.

calor reinaba en el ambiente. Había pocas sombras pues la hora era la menos propicia para caminar y el sol estaba luciendo justo sobre la vertical de nuestras cabezas, pero poco a poco llegamos al punto más alto para ir descendiendo, descansando y entrando por una senda más protegida por pinos y otros árboles y arbustos. Cuando nos dimos cuenta ya estábamos en la pista que sale de Morillo de Tou y que en dos kilómetros nos lleva a allí. Pero no iba a ser esa pista nuestro recorrido. En este pinar comimos todos. Hasta allí se unió otra excursionista más que no había podido unirse desde el principio por motivos personales. Llego en coche. Comimos los bocatas, creo que empezamos sobre las dos. Comimos después encontrar (con pistas) los restos de una caseta de pastores. Ya sólo quedaba una hora para llegar a Morillo.

Última parte del recorrido hasta llegar a Morillo de Tou.

Última parte del recorrido hasta llegar a Morillo de Tou.

Sobre las 14:45 salimos hacia el centro de vacaciones a través de senda, por un antiguo camino señalizado, otra variante de la ruta 4, evitando el cerro de Cotón y la torre y el antiguo Morillo, lugar que ya habíamos visitado y que aunque bonito, vimos peligroso. Llegamos por esta senda sencilla, fácil y con sombra abundante casi a las 4:00 de la tarde.
Los chicos y chicas lo estaban pasando bien, pero estaban ya cansados, algunos querían ya la ducha, pero tuvieron que esperar.
Llegamos al pueblo y después de beber nos hicimos las fotos de la “victoria” pues habíamos sido unos “campeones”. Algunos tenían unas caritas que intuíamos lo bien que iban a dormir por la noche.
Otro rato continúo con el capítulo 2 (y seguimos en el jueves)

Foto del grupo participante.

Foto del grupo participante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s